Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Martes 19 de septiembre de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Daniel Eduardo Pérez
Tandil - Argentina
Investigo y escribo sobre historia argentina, preferentemente historia regional.
He publicado 20 títulos y obtenido premios.
Como periodista escribo desde hace 20 años en TIEMPOS TANDILENSES
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Junio 2017
PULPERÍAS, BARES Y CONFITERIÁS EN EL TANDIL DE ANTAÑO
Mostrar datos Mayo 2017
Mostrar datos Junio 2015
Mostrar datos Mayo 2015
Mostrar datos Abril 2015
Mostrar datos Marzo 2015
Mostrar datos Febrero 2015
Mostrar datos Enero 2015
Mostrar datos Diciembre 2014
Mostrar datos Noviembre 2014
Mostrar datos Octubre 2014
Mostrar datos Septiembre 2014
Mostrar datos Agosto 2014
Mostrar datos Julio 2014
Mostrar datos Junio 2014
Mostrar datos Mayo 2014
Mostrar datos Abril 2014
Mostrar datos Marzo 2014
Mostrar datos Enero 2014
Mostrar datos Diciembre 2013
Mostrar datos Noviembre 2013
Mostrar datos Octubre 2013
Mostrar datos Septiembre 2013
Mostrar datos Agosto 2013
Mostrar datos Julio 2013
Mostrar datos Junio 2013
Mostrar datos Mayo 2013
Mostrar datos Abril 2013
Mostrar datos Marzo 2013
Mostrar datos Febrero 2013
Mostrar datos Enero 2013
Mostrar datos Diciembre 2012
Mostrar datos Noviembre 2012
Mostrar datos Octubre 2012
Mostrar datos Septiembre 2012
Mostrar datos Agosto 2012
Mostrar datos Julio 2012
Mostrar datos Junio 2012
Mostrar datos Mayo 2012
Mostrar datos Abril 2012
Mostrar datos Marzo 2012
Mostrar datos Enero 2012
Mostrar datos Diciembre 2011
Mostrar datos Noviembre 2011
Mostrar datos Octubre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Agosto 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Junio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Abril 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Febrero 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Mostrar datos Julio 2010
Mostrar datos Junio 2010
Mostrar datos Mayo 2010
Mostrar datos Abril 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Escuchá Radio De Tango

Últimos comentarios de este Blog

25/06/15 | 23:01: maria eugenia costantino peyrel dice:
quisiera agradecer a daniel eduardo perez por escribir sobre mi bisabuelo sebastian heder peyrel pionero en la aviacion que cosntruyo y volo su propio avion y fue reconocido con honores en su muerte y me gustaria que vuelva a recordarlo el en el diario y que tenga presencia siempre graciassss maria eugenia
10/06/15 | 09:07: Carlos Miguel Molina dice:
Estimado Señor; soy investigador genealogico, descendiente de Ramon Lopez Osornio y amigo de Abel Echazú. Deseo comunicarme con usted a efectos de intercambiar informaciones sobre la familia. Espero su respuesta. Muy cordialmente
10/05/15 | 03:21: Alejandra dice:
estimado Daniel. Buscando en la nostalgia llamada google, fotos del viejo hotel Edén, (que no consigo) me hallé con su articulo. Uds no tiene fotos? Lo llevo en mi cuore porque cuando se inaugura el falucho 1º en el 78 nos mudamos con mi flia teniendo yo solo 13 años y el Edén aun reinaba en la esquina de Fugl y Bolivar y mientras se erigió yo lo recorria mucho en sus interiores como traviesa polizona, porque me maravillaba. Y mi padre me contaba anecdotas de sus estancias en tandil en epocas donde el hotel estaba vigente y él paraba ahí. lamenté horrores su demolición.
Vínculos
Finalmente el hombre Finalmente el hombre


Prólogo y abismo


Vuelvo y voy
insultando la herencia del origen
... Ampliar

Comprar$ 20.00

Escuchá Radio De Tango

Historiando


El blog estará fundamentalmente destinado a dar a conocer nuevos aportes a la historia regional argentina


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

JACINTO SALDÍVAR, DE GUARDIA DE SARMIENTO A INTENDENTE



                                         

DE GUARDIA DE SARMIENTO A INTENDENTE

JACINTO SALDÍVAR EL SUCESOR DE DUFFAU

 

 

El primer Intendente de Tandil, don Pedro Duffau, dejó su cargo luego de tres períodos consecutivos de un año. El Expedicionario del Desierto había terminado el histórico mandato del pueblo de aquel Tandil y dejaba el gobierno con el sentimiento del deber cumplido.

La nueva elección, para el período 1889-90, recayó en el hasta entonces presidente del HCD don Jacinto Saldívar, colaborador fiel de Duffau, cuya vida es prácticamente desconocida entre nosotros, salvo los datos que oportunamente aportamos en la década del ’80 y que hoy ampliados con nuevos datos obtenidos gracias a Clementina Martínez (emparentada con  sus descendientes), los incorporamos a este libro.

Tanto los datos de su vida, como los documentos obrantes en el AHM, nos dan cuenta de la dura vida de este patriota que hoy rescatamos para conocimiento de las nuevas generaciones, herederos de aquellos forjadores del Tandil actual.

Jacinto Saldívar nació en la provincia de San Juan el 11 de setiembre de 1845 del matrimonio de Jacinto Saldívar y María Barbosa, quienes fueron además sus primeros maestros en la escritura y lectura.

La vida militar pronto lo cautivó y con veintidós años ingresó al Batallón San Juan, siendo su jefe el Comandante Lisandro Sánchez.

A fines  de 1869 solicitó la baja, atraído por nuevos horizontes, la que le fue concedida por el gobernador Manuel José Zabala. Casi simultáneamente al Teniente Carlos Godoy (luego teniente general de la Nación y glorioso militar), le fue confiada la misión de formar y conducir un grupo que integraría la escolta presidencial del entonces primer mandatario, el ilustre comprovinciano de Saldívar, Domingo Faustino Sarmiento, lo que entusiasmó de nuevo a nuestro Jacinto que se alistó en el cuerpo.

Pasó luego a revistar en el Regimiento Nº 11 de Caballería Gral. Lavalle,

marchando a Buenos Aires, en diciembre de 1869,  para formar en la parada militar del 1 de enero de 1870, con la que el Presidente de la República despidió a los batallones de Guardias Nacionales del interior del país que regresaban de la Guerra con el Paraguay.

En marzo de ese año ya revistaba  con el grado de Alférez del regimiento citado, el que se encontraba destacado, desde febrero, en el Fuerte Gral. Belgrano (Pillahuincó Grande, hoy partido de Cnel. Pringles) correspondiente a la Frontera Costa Sud.

Era la época en que el Emperador de las Pampas, Calfucurá, reinaba con sus huestes en la llanura pampeana, maloqueando y arreando hacienda para sus toldos.

Así fue que el 14 de junio de 1870 se abalanzó sobre Tres Arroyos saliendo el coronel Julio Campos con sus soldados a repeler la agresión y tratar de recuperar parte del botín, hacia el Fortín Libertad hacia donde se dirigió Calfucurá. En el encuentro, del que participó valientemente Saldívar, pese a contar con una caballada disminuida por las marchas y su estado, Campos y sus hombres  lograron rescatar alrededor de 8000 cabezas.

Según su propio relato, que obra en su foja de servicios: “En la invasión mencionada del año 70, los indios malones nos mataron la guarnición del Fortín García  y del Fortín Manantiales, salvándose únicamente un teniente Rivero que lo cautivaron los indios”.

Mientras duraron sus servicios en el Fuerte General Belgrano, estuvo de guarnición al frente de 25 Guardias Nacionales “armados con carabinas de pistón” en el Fortín Pillahuincó Chico, levantado en la inmensa soledad de la imponente pampa

Allí permaneció nuestro hombre el resto de 1870 y todo 1871, hasta que en marzo de ese año, junto al regimiento al que pertenecía, avanzó poblando el  Sauce Corto, en el Fuerte General San Martín (hoy Coronel Suárez), donde permaneció hasta comienzos de 1874.

En este punto, a Saldívar le correspondió actuar contra los diversos malones que se abatieron en la frontera Sud, Costa Sud y Bahía Blanca, ocupando las márgenes del Sauce Chico, lo que permitió asegurar la zona bahiense.

De este episodio Saldívar comentaba:” Salió el Regimiento, cruzamos la sierra

y  tomamos la costa del Sauce Chico abajo. Como a la una de la tarde los chasques de los indios de Pichigüinca nos trajeron el parte  de que los indios malones cruzaban el Sauce Chico con un gran arreo con rumbo al norte, los alcanzamos quitándoles la hacienda que llevaban y tomándoles algunos prisioneros. En la nota de felicitación del Gral. Rivas al jefe de la frontera  por este hecho, recuerdo que le decía que nosotros  habíamos salvado el honor de las armas, puesto que en la Frontera Sud y Bahía Blanca las escasas fuerzas habían sido menos felices que nosotros.”

Calfucurá ya había muerto y los ataques estuvieron a cargo de su sucesor Namuncurá, afectando a la zona del Fuerte General San Martín y Pillahuincó –frontera a cargo de la jefatura del coronel Julián Murga, a la postre suegro de Pedro Duffau, el primer Intendente de Tandil- Saldívar y los soldados de su regimiento-que pelearon bravamente- participaron junto a las columnas del general Rivas del avance hacia el reducto araucano de Salinas Grandes.

Resulta interesante destacar en este punto y en referencia directa a la posterior historia política tandilense, que Duffau y Saldívar se conocieron en 1870 en Pillahuincó, bajo la jefatura del coronel Nicanor Ramos Mexía. Posteriormente Duffau fue designado ayudante del coronel Julián Murga, casándose con una de sus hijas y pidiendo la baja en 1873, residiendo en Carmen de Patagones hasta llegar al Tandil, donde se radicó para dedicarse a las actividades rurales.

En mayo de 1874, Saldívar se trasladó junto a su regimiento a Blanca Grande en la Frontera Sud. Con el grado de Ayudante Mayor Primero, se retiró del servicio activo y luego de diversas alternativas que lo ubican en distintos lugares, recaló en Tandil.

Aquí se reencontró con su compañero de armas Pedro Duffau, compartiendo los postulados del mitrismo local a través de la Unión Cívica que aquí fue el “partido” gobernantes con los primeros Intendentes.

En su vida privada se dedicó a las tareas agropecuarias en la estancia “Los Laureles”, contrayendo matrimonio el 16 de mayo de 1878 con la joven Clementina Melo,- descendiente de pioneros brasileños de la zona de Spirito Santo y también con ascendencia incaica, que llegaron al país (Córdoba) en 1590. El matrimonio tuvo tres hijos: Clementina Natividad, Leonor Nicolasa y Emilio Evangelista Saldívar Melo.

Enviudó  en 1900 contrayendo nuevas nupcias con Rosario de la Cuesta, nativa de Benito Juárez, con quien también tuvo varios hijos.

Su labor en Tandil  fue reconocida por los vecinos que lo eligieron como concejal primero, presidiendo el H. Concejo Deliberante durante la intendencia de Duffau  y luego elegido en 1888 para suceder a su amigo al frente de la Municipalidad, cargo que asumió el 1 de enero de 1889.

Nombró Secretario Municipal al veterano César Prada, luego reemplazado por Francisco Cosentino, en tanto se desempeñaba como presidente del H. Concejo Deliberante don  Francisco Almirón.

Saldívar asumía una Comuna encaminada en una serie de obras importantes, entre ellas la del empedrado que tanto le había costado lograr a Duffau y para cuyo control había designado al francés Bernardo Sabatte Laplace, un hombre que tendría una larga y prolífica labor en las futuras administraciones, siempre referidas a las obras públicas.

Ya con cuadras empedradas, se ocupó de reglamentar el tránsito en la zona  (parece que nos viene de lejos esta preocupación…) y también el funcionamiento del Mercado de Abasto “La Plata”.

Ordenó asimismo el levantamiento de un plano catastral, así como determinar la existencia de terrenos municipales y proceder a su venta, con excepción del cementerio viejo ( actual Plaza Moreno ) y del cerro ubicado en la chacra de Jaime Larsen ( hoy Parque Independencia) , medidas previsoras de Saldívar que hoy posibilitan que gocemos de esos espacios verdes.

El remate de las tierras citadas estuvo a cargo de Teófilo Scott y el trámite fue aprobado luego en 1891.

El flamante Hospital fue reforzado en su atención con la designación  de dos destacados médicos de nuestra historia: José Fuschini y Fernando Peré y poco después con el  Dr. Camilo Fernández Gil.

Fue en su mandato en el que se  inauguró el Registro Civil, el 15 de setiembre de 1889, acorde con lo dispuesto por la Ley que los creó en el territorio provincial.

Reelegido para otro período de un año, Saldívar enfrentó la difícil situación que aquejaba a la Nación con un de las peores crisis que también se sintió en Tandil. No obstante siguió la obra progresista y  contrató la  del empedrado con boulevard de la Av. Noreste, que construiría la firma Pini y Maderni,  a razón de $ 3,90 el metro cuadrado como máximo,  llevando así este adelanto a la barriada que comenzaba a delinearse  como “la de la estación” con la mejora de lo que hoy es la Av. Santamarina y posteriormente continuada hasta la actual Av. Colón, tal cual  puede apreciarse actualmente  pese al paso de los años.

No se desentendió de las poblaciones rurales y al “Centro Agrícola María Ignacia”-origen de la localidad del mismo nombre con su estación Vela- le designó por decreto del 10 de noviembre de 1890, alcalde y teniente alcalde, cargos que recayeron en los vecinos de allí, Rafael Castaño y Ciriaco Pourtalé.

La crisis económica  fue haciendo mella en la administración comunal, la que para colmo, en nuestro partido, se vio agravada con inundaciones que perjudicaron mucho la red caminera rural y el estado posterior de las mismas calles del pueblo.

El antiguo integrante de la escolta presidencial y veterano fortinero, tocaba a su fin en su mandato no presentando su candidatura para uno nuevo, por lo cual  las elecciones de 1890 consagraron a un nuevo Intendente, el primero nativo de nuestro Tandil: Donato   Dufau,  al que nos referimos en el Cap. IV del tomo II.

Dufau asumió en diciembre de ese año y Saldívar, luego de permanecer por un tiempo en Tandil, se trasladó con su familia a La Plata donde le había sido ofrecido un cargo en la policía .Allí tuvo una carrera destacada ascendiendo hasta el grado de Comisario Inspector. Vidas paralelas, diríamos  parafraseando al gran Plutarco, dado  que su amigo y antecesor había tenido similar actuación…

Ya con los albores del siglo XX se retiró a la vida privada en la ciudad de las diagonales y su salud se fue resintiendo de tal manera, que habiendo sido uno de los invitados de honor para las fiestas del centenario de la ciudad, en 1923, no pudo concurrir por esa razón.

Casi a los 83 años, en febrero de 1928 falleció en La Plata, el Intendente que con orgullo dejó escrito que durante su paso por las fronteras”…nunca pedí licencia habiendo permanecido con el Regimiento “

Jacinto Saldívar dejaba así su impronta en la historia de los tandilenses, en los albores de aquellos difíciles días en que el pueblo quería ir tomando forma de ciudad.

 

 Daniel Eduardo Pérez

 

 

 

 

 

 

 


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 2 votos  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes
08/09 | 19:15 EL CASTILLO DE EGAÑA
08/09 | 19:08 EL CASTILLO DE EGAÑA
07/09 | 11:57 EL MUSEO HISTÓRICO FUERTE INDEPENDENCIA DEL TANDIL CUMPLE 50 AÑOS
30/09 | 10:42 LOS CULTOS CRISTIANOS NO CATÓLICOS EN TANDIL
11/09 | 17:35 EL COLEGIO SAN JOSÉ DE TANDIL
05/09 | 20:13 VIEJAS COSTUMBRES TANDILENSES
18/09 | 19:55 DOLORES, REFUGIO DEL ÉXODO TANDILENSE


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS