Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Miércoles 22 de noviembre de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Daniel Eduardo Pérez
Tandil - Argentina
Investigo y escribo sobre historia argentina, preferentemente historia regional.
He publicado 20 títulos y obtenido premios.
Como periodista escribo desde hace 20 años en TIEMPOS TANDILENSES
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Junio 2017
PULPERÍAS, BARES Y CONFITERIÁS EN EL TANDIL DE ANTAÑO
Mostrar datos Mayo 2017
Mostrar datos Junio 2015
Mostrar datos Mayo 2015
Mostrar datos Abril 2015
Mostrar datos Marzo 2015
Mostrar datos Febrero 2015
Mostrar datos Enero 2015
Mostrar datos Diciembre 2014
Mostrar datos Noviembre 2014
Mostrar datos Octubre 2014
Mostrar datos Septiembre 2014
Mostrar datos Agosto 2014
Mostrar datos Julio 2014
Mostrar datos Junio 2014
Mostrar datos Mayo 2014
Mostrar datos Abril 2014
Mostrar datos Marzo 2014
Mostrar datos Enero 2014
Mostrar datos Diciembre 2013
Mostrar datos Noviembre 2013
Mostrar datos Octubre 2013
Mostrar datos Septiembre 2013
Mostrar datos Agosto 2013
Mostrar datos Julio 2013
Mostrar datos Junio 2013
Mostrar datos Mayo 2013
Mostrar datos Abril 2013
Mostrar datos Marzo 2013
Mostrar datos Febrero 2013
Mostrar datos Enero 2013
Mostrar datos Diciembre 2012
Mostrar datos Noviembre 2012
Mostrar datos Octubre 2012
Mostrar datos Septiembre 2012
Mostrar datos Agosto 2012
Mostrar datos Julio 2012
Mostrar datos Junio 2012
Mostrar datos Mayo 2012
Mostrar datos Abril 2012
Mostrar datos Marzo 2012
Mostrar datos Enero 2012
Mostrar datos Diciembre 2011
Mostrar datos Noviembre 2011
Mostrar datos Octubre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Agosto 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Junio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Abril 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Febrero 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Mostrar datos Julio 2010
Mostrar datos Junio 2010
Mostrar datos Mayo 2010
Mostrar datos Abril 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

25/06/15 | 23:01: maria eugenia costantino peyrel dice:
quisiera agradecer a daniel eduardo perez por escribir sobre mi bisabuelo sebastian heder peyrel pionero en la aviacion que cosntruyo y volo su propio avion y fue reconocido con honores en su muerte y me gustaria que vuelva a recordarlo el en el diario y que tenga presencia siempre graciassss maria eugenia
10/06/15 | 09:07: Carlos Miguel Molina dice:
Estimado Señor; soy investigador genealogico, descendiente de Ramon Lopez Osornio y amigo de Abel Echazú. Deseo comunicarme con usted a efectos de intercambiar informaciones sobre la familia. Espero su respuesta. Muy cordialmente
10/05/15 | 03:21: Alejandra dice:
estimado Daniel. Buscando en la nostalgia llamada google, fotos del viejo hotel Edén, (que no consigo) me hallé con su articulo. Uds no tiene fotos? Lo llevo en mi cuore porque cuando se inaugura el falucho 1º en el 78 nos mudamos con mi flia teniendo yo solo 13 años y el Edén aun reinaba en la esquina de Fugl y Bolivar y mientras se erigió yo lo recorria mucho en sus interiores como traviesa polizona, porque me maravillaba. Y mi padre me contaba anecdotas de sus estancias en tandil en epocas donde el hotel estaba vigente y él paraba ahí. lamenté horrores su demolición.
Vínculos
Encuentros en la fonda Los Tres Reyes Encuentros en la fonda Los Tres Reyes


Que el lector o espectador de esta obra de teatro suspenda la incredulidad y acompañe al a... Ampliar

Comprar$ 28.00

Escuchá Radio De Tango

Historiando


El blog estará fundamentalmente destinado a dar a conocer nuevos aportes a la historia regional argentina


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

EL TEATRO EN TANDIL



EL TEATRO EN TANDIL

Apuntes históricos

En este ejemplar de Tiempos Tandilenses, pondremos al lector en contacto con los albores del teatro en nuestra ciudad y el comienzo de su desarrollo, en un panorama acotado al espacio disponible.

Recordemos que el teatro (del griego Theatrón, "lugar para contemplar") es la rama del arte escénico relacionada con la actuación, que representa historias frente a una audiencia usando una combinación de discurso, gestos, escenografía, música, sonido y espectáculo. Es también el género literario que comprende las obras concebidas en un escenario, ante un público.

El teatro moderno proviene de las realizaciones dramáticas de la antigua Grecia, que tuvieron su origen en las fiestas anuales del dios Dionisos, documentadas a partir del siglo VI a. de C. La primera obra crítica sobre literatura y teatro es la Poética (330 a. de C.) de Aristóteles, quien afirmaba que la tragedia griega se había originado en los ditirambos, (himnos corales en homenaje a Dionisos, en los que generalmente se contaba una historia). La tradición griega afirmaba que el director de un coro del siglo VI a. de C. habría creado el drama al separar por primera vez el personaje principal del resto del coro, con lo que abrió el camino a la entrada de otros actores y personajes.

La palabra teatro llegó a nosotros a partir del latín theatrum (del griego Theatron, que a su vez se derivó del verbo theasthai, mirar, observar, contemplar).

Algunos autores atribuyen los orígenes del teatro a antiguos ritos  prehistóricos, donde el hombre empezó a ser consciente de la importancia de la comunicación para las relaciones sociales. En África, los ritos religiosos mezclaban el movimiento y la comunicación gestual con la música y la danza con las máscaras, que servían para expresar roles o estados de ánimo En América precolombina se desarrolló una forma de teatro entre los mayas, incas y aztecas: el maya estaba relacionado con fiestas agrícolas, e ilustraba historias del Popol Vuh; el azteca desarrolló notablemente la mímica, y tenía una vertiente religiosa y otra burlesca; el inca, escrito, en quechua, servía a intereses del Estado.

Como arte dramático originado en Grecia, evolucionó de antiguos rituales religiosos; que pasaron a mito y, a través de la «mímesis», se añadió la palabra, surgiendo la tragedia. Más adelante surgió la comedia, con un primer componente de sátira y crítica política y social, derivando más tarde a temas costumbristas y personajes arquetípicos, apareciendo luego la mímica y la farsa. El teatro romano-por su parte- recibió la influencia del griego, aunque originalmente derivó de antiguos espectáculos etruscos, que mezclaban el arte escénico con la música y la danza; al añadirse la música vocal, surgieron los histriones – «bailarines» en etrusco–, que mezclaban canto y mimo. En Oriente se destacó el teatro indio, que tiene su origen en el libro sagrado de Brahma, donde se habla de canto, danza y mímica. Generalmente, la temática es de signo mitológico, sobre las historias de los dioses y héroes indios. La representación es básicamente actoral, sin decorados, destacando únicamente el vestuario y el maquillaje.

El teatro en la Argentina, aunque con aislados antecedentes en ritos indígenas, manifestaciones africanas y representaciones coloniales y poscoloniales de origen español-americano, nació del circo criollo en las últimas décadas del siglo XIX, con un carácter eminentemente popular, combinando elementos, como la pantomima, la farsa y el monólogo crítico, tomando identidad a través de expresiones  como el sainete -principalmente-, la pieza cómica, el grotesco y la revista criolla.

Tuvo antecedentes coloniales, dado que en 1783 el virrey  Vértiz mandó crear en Buenos Aires una casa de comedias. La sala, que fue la primera que existió allí, se levantó en la esquina de San Carlos y San José, actuales Alsina y Perú, y se la conoció como Teatro de La Ranchería, donde se representaron obras de Lope de Vega y del porteño Lavardén, quien se consagró en 1786, al presentar su tragedia en verso Siripo, primera obra de teatro de tema no religioso escrita en nuestro territorio.  La Ranchería permaneció hasta 1792, cuando un incendio lo destruyó por completo. En su homenaje, cada 30 de noviembre, día de su inauguración, se celebra el “Día del Teatro Nacional”.

A comienzos del siglo XX, brillaron los nombres de Roberto J. Payró , Florencio Sánchez  y Gregorio de Laferrere. En 1930 Leónidas Barletta fundó el Teatro Del Pueblo, piedra fundamental del movimiento independiente, contrapartida del comercial,  que tuvo su período más fructífero entre 1937 y 1943, con un repertorio universal y de autores nacionales como Roberto Arlt , R.González Tuñón , Álvaro Yunque  y Nicolás Olivari. Más cercana en el tiempo, una variedad de gran importancia para la cultura  fue el radioteatro y el teleteatro.

 

EN TANDIL

En Tandil, la expresión teatral tuvo tempranamente su presencia. Entre lo más antiguo documentado, en 1882  apareció un aviso en  El Eco que anunciaba la venta del drama “La tragedia de Barracas” del periodista Pedro Ugalde y San Martín, que había fundado el periódico “El Correo del Sud”, en 1872.

También en El Eco del año siguiente, se da cuenta de actividades que podríamos denominar proto teatrales, en la casa del danés  C .Mackeprang, citado repetidamente en nuestras notas de Tiempos.

Sin embargo será con la inauguración del Teatro Cervantes, en 1887, que se concretaron  las primeras expresiones. Tal como Nancy Pastor nos anoticia, en la velada inaugural, ante la imposibilidad de traer un elenco de la Capital para estrenar el Teatro, se aceptó el ofrecimiento de un grupo de aficionados, entre los que no había mujeres, razón por la cual los roles femeninos fueron cubierto por varones.

La crónica de la época aparecida en El Eco, nos da cuenta de ese 8 de setiembre en que desde el Intendente a un público fervoroso, se dio cita para apreciar luego de la actuación de una orquesta y la banda local, el “juguete cómico” “Robo y envenenamiento” y una puesta de  “Independencia española”, además de poesías alusivas.

Luego llegaron las visitas de elencos foráneos que trajeron al pago la representación de sainetes, zarzuelas, el teatro de comedia y el drama gauchesco que eran las expresiones en aquellos lejanos tiempos.

Con el correr de los años fueron surgiendo los denominados  cuadros o teatros filodramáticos y más tarde los vocacionales e independientes.

Hugo Mengascini rescata así que El 24 de mayo de 1911 se creó el Cuadro Filodramático Flor de Mayo, cuya comisión directiva estaba integrada por Francisco Brazzola, Julio Habarna, Domingo Desimone Depietro, entre otros, la escenografía estaba a cargo de Ernesto Valor y la dirección por Roberto N. Jiménez. Las puestas en escena,  se hacían en el local donde funcionaba la secretaría del partido socialista  y usaban el teatro Cervantes para realizar los ensayos.  Este grupo funcionó hasta principios de 1912.”. “Más adelante, a mediados de la década de 1920, se forma el cuadro filodramático Siempre Verde en el que también participaban algunos integrantes del cuadro Cervantes, integrado por aficionados. En marzo de 1926 Siempre Verde realizó un espectáculo teatral en la Confraternidad Ferroviaria, pero en junio, durante el aniversario de La Fraternidad varios integrantes de ese elenco vuelven a participar en el lugar con el nombre Alborada. Esta fue la primera formación de Alborada que dará lugar más tarde, en 1929, a un segundo momento de la agrupación con la participación de obreros ferroviarios”

Por su parte, Liliana Iriondo y Teresita Fuentes sostienen que en las dos primeras décadas del siglo XX fueron muchas las compañías nacionales, españolas y hasta italianas que llegaron a Tandil, en tanto grupos de teatro de aficionados surgieron de los sindicatos anarquistas y del partido socialista: Aficionados Unidos Tandilenses, Arte y Pensamiento y Aurora Libertaria, pusieron en escena obras de Fontanella y González Pacheco, dramas sociales presentados en ocasión de conmemoraciones cívicas junto a conferencias y otras actividades sociales.

“Los grupos locales Pensamiento y Arte, Siempre Verde, Sol Nacien­te, Florencio Sánchez, más tarde, Alborada, Pablo Podestá y Roberto Casaux, entre otros, y, posteriormente, Renacimiento, Arte y Estudio y Elevación, fueron los que lograron cierta continuidad teatral. A partir de 1926 observamos un trabajo ininterrumpido, especialmente de los grupos Alborada (1926-1942) y Roberto Casaux (1929-1933), secundados en número de presentaciones por los demás y enmarcados en una dinámica de relaciones que derivaba en situaciones polémicas en pos del reconocimiento artístico”.

El grupo Alborada -que desarrollaba sus actividades en la sala de la Confraternidad Ferroviaria- presentaba un repertorio diversificado e incluía obras de  Martínez Cuitiño, González Pulido, A. Novión. ­Florencio Sánchez, Juan M. Calvo, autor local, Monner Sanz y ­Gómez Masía. Por su parte, el grupo Roberto Casaux, que se pre­sentaba como el elenco oficial de la Sociedad Italiana de Socorros Mutuos, puso en escena obras de Pedro Aquino, González Pulido, Vacarezza y Novión, comedias asainetadas, sainetes, dramas costumbristas, textos populares que priorizaban el entretenimiento y la diversión, sin olvidar la intención moralizante. .

Hugo Nario, por su lado, cita que “en un artículo documentado en su memoria, don Jorge Lester recordaba en 1969 los nombres de algunos conjuntos, como el “Orfilia Rico” de Cerro Leones, el Francisco Ferrer, seguramente anarquista;”·Pensamiento libre” de la misma: orientación, pero nucleado en la cantera de la Movediza, “Sol naciente”,”Arte y labor”, el "Roberto Casaux", vinculado a jóvenes directivos de la Sociedad Italiana (entre ellos el mismo Lester y José E. Lunghi), “Siempreverde”, “Alborada”, “Renacimiento” y ”La Máscara”, de Villa Italia, todos ellos en ­la década de 1920”.

Asimismo recordaba la actuación en esos elencos de los jóvenes: Juan y Antonio Nigro, E. Alzuagaray, Juan Saracca, R. Útile,  Ángel Díaz, los hermanos Valor, Torzillo,  Eyras, Serafín Villar y su familia, Riera, F. Cimino, Sandalio Giménez. R. Porfiglio, Vicente Paladino, Luis Tangorra y entre las muchachas, las pertenecientes a la familias Betelú, Rampoldi, Dellavanzo, Ferrari, Britos y Stagnoli,- entre muchos otros.

Alrededor de 1948, un grupo que integraban  Adela Domeniconi, Tito Víctor y Juan Marcos, además de otros, pusieron con solvencia "Los árboles mueren de pie" de A. Casona. Fue un disparador que poco  después recogía el recordado Fray Norberto Fiori, quien convocó a los nombrados Víctor y Marcos, al sastre Luis Lenti, italiano como él y a Roberto Villar, para montar “El Paje del Mariscal”. Poco después Atilio Abálsamo y Bosco Martignoni, desde el Club Independiente, creaban el grupo “Rojo y Negro” y se atrevían con obras importantes .y jóvenes que nunca habían mostrado en público sus condiciones actorales debutaron allí, como Graciela Farcy, Tere Suárez García, Victorio Pessano, Carlos Spreafico y otros. Enrique Ferrarese, por su parte, vinculado a la Acción Católica, impulsó desde el Salón Parroquial (luego Estrada, hoy del Fuerte) la creación del grupo "Elevación" que integraron Ana María Mereb, Imelda Rizzardi, Carlos Sprovieri, Rodolfo Guidi (padre e hijo) y varios aficionados más.

La fiebre creadora seguía y Abálsamo proponía a la Biblioteca Rivadavia el aprovechamiento del subsuelo creándose "El Teatrillo" (nacido en la Confraternidad), acompañado por Marilena Rivero y Norberto Salgueiro, además de actores "prestados" por otros elencos. En el Club Excursionistas se estrenaba “En familia” y veteranos regresaban en memorables actuaciones como Vicente Paladino, Tito Santamaría y  Luis Ciccopiedi.

Al tiempo se creaba el TIT, (Teatro Independiente Tandil) por inspiración de Bosco Martignoni y en el que Juan Carlos Gargiulo actuaba, dirigía y escribía. Allí un adolescente alternaba sus estudios e interpretaba papeles secundarios con fervor. Se llamaba Víctor Laplace.

Por su parte Iriondo y Fuentes señalan que los comienzos del "teatro del arte" “pueden encontrarse en la década del '40  cuando se abrieron nuevos espacios. A los conocidos Cine Teatro Americano, Cine Teatro Cervantes, Super Cine, se agregaron el Cine Bar París, el Círculo Ítalo Argentino, el Cine Avenida y numerosos clubes deportivos que prestaban sus instalaciones para las compañías teatrales provenientes de Bue­nos Aires. Estos ámbitos se abrieron también a los grupos vocacionales Fue el caso del Conjunto Arte y Estudio en el popular barrio de Villa Italia y del conjunto Elevación del Salón Parroquial. En esos mismos años, desde la Biblioteca Rivadavia y a través de las actividades del Ateneo Rivadavia (1942-1960) se promovió la visita de nume­rosos intelectuales "comprometidos" con la realidad política y social”. Entre ellos, la presencia de Leónidas Barletta como conferencista y director de debates en los "miércoles polémicos" que inició y, estimuló el desarrollo de un teatro caracterizado como "de arte" para diferenciarse de un "otro teatro", ligado a lo comercial y al puro entretenimiento. A su vez, promovió la representación de Julio César, de Shakespeare a cargo del  Apolo dirigido por Néstor Tirri y la conformación posterior del citado Teatro Independiente Tandil.

A partir de 1952 y hasta 1957, Tandil recibió las visitas del Conjunto de Estudio y Arte Dramático Fray Mocho con obras de  Chancerel, Moliere, Canal Feijóo y textos de Osvaldo Dragún. Las prestaciones de este grupo  porteño se hacían paralelamente al dictado de conferencias a través de las cuales explicitaba su ideo le estética: el teatro como vehículo comunicativo y la educación popular como prioridad, presentándose en clubes, sociedades de fomento y en el Salón Parroquial, entre otros espacios.

Asimismo Mengascini sostiene que “Hacia 1930 surgieron en la ciudad de Tandil numerosos elencos de aficionados que tuvieron una destacada actuación en los escenarios locales: Roberto Casaux, Alborada, Sol Naciente, Belisario Roldán, Francisco Ferrer, Orfilia Rico (de Cerro Leones), Arte y Labor, Luz (infantil). Esta proliferación de elencos le dan fundamento a la expresión popularizada por Germinal: "Los cuadros en nuestra ciudad surgen como los hongos después de una fuerte lluvia."

La prensa otorgaba muy poco espacio a las actuaciones de los .grupos locales y además fue diferente el tratamiento que le otorgó a algunos como el cuadro Roberto Casaux, al que pertenecían "señoritas de destacadas familias de nuestro medio" que otros ligados a sindicatos y clubes periféricos. Los artistas carecían de una formación sólida; eran simples aficionados sin una técnica depurada, la intuición y la observación eran los elementos más necesarios para aprender. Con respecto a las actuaciones de los aficionados de las agrupaciones Alborada y Casaux,  Germinal expresaba en 1930: "Creemos que a los aficionados hay que tratarlos con cierta benevolencia pero nunca llevada a la exageración. El elogio desmedido es tan peligroso para los aficionados la crítica acerba, máxime cuando ella es equivocada o apasionada. Pero creemos también que entre nosotros hay cuadros que ya han llegado a la edad adulta, como lo son el Casaux y Alborada. Y por lo tanto merecen cierto rigor en los juicios, sin más objeto que el apuntar errores y contribuir a su perfeccionamiento."

Sin embargo es más riguroso para señalar las limitaciones sobre la actuación del cuadro Belisario Roldán:"Sobre el conjunto del Roldán ... hay de todo como en la viña del Señor; buenos, regulares y…de ahí para abajo. El conjunto nos parece poco disciplinado aún pero cuenta elementos, algunos jóvenes sobre todo, que con más actuación y mejor pulidos, harán carrera."

Gargiulo también recordaba al mencionado "Teatro Independiente Tandil”, el "Teatro Vocacional Juventud” y al  "Grupo Bambalinas", así como la labor de  don Enrique Ferrarese, la: gestión fecunda e incansable de ­Jorge Lester, a Luisa  Ballé y también a aquel director y maestro: que se llamó Bosco Martignoni y su  teatro "rojinegro" de! Club Independiente y al "Pequeño Teatro  ­Experimental", que puso  el primer espectáculo de “café concert",  concretado en la Confitería "Grisby" allá por los años 1965”. Otros apellidos recordados por Gargiulo eran: Juan Beristain, destacando además los nombres de Cataldo Aiello y Luis Ciccopiedi..

En 1966 Y 1967 la Biblioteca Rivadavia promovió, a través del Fondo Nacional de las Artes, dos cursillos de iniciación teatral, y al año siguiente otro para niños. La Dirección Municipal de Cultura recibió el aporte de organismos provinciales que enviaron al actor y docente Enrique Ryma iniciaría la etapa de los estudios sistemáticos actorales. Tiempo después lo hacía Jacobo Ben Hassan, y posteriormente el recordado Juan Beristain.

El Municipio creó el Centro de Formación con la participación de Ricardo García Navarro (discípulo de Ryma), de Ciccopiedi y de José María Guimet que, iniciado en Mar del Plata y radicado en Tandil por razones profesionales, había vuelto a la actividad .En 1980, sucedió a Ferrarese y asumió como Director de la flamante (y hoy desaparecida) Comedia Municipal hasta 2004.

A esta altura, no podemos dejar de mencionar algunos actores y actrices que dejaron lo suyo en el teatro tandilense. Tal los casos de  Pilar L. de Camps (en la Alianza Francesa); los hermanos Carlos y Pascual Pina,  Jorge Bruno, Cora Ávila, Guillermo Marcos, Gladys Carnevale, Piero Montaruli , Julio Lester y…tantos otros que el espacio no nos permite mencionar. Asimismo los autores que desde H. Santomauro y J.C. Nigro a Julio Varela y Raúl Echegaray aportaron sus plumas a las obras de teatro.

En los últimos veinte años Tandil perdió lamentablemente dos salas muy queridas: El Teatrillo y el Auditorium Municipal; en el haber positivo ponemos la recuperación del Salón de la Confraternidad y las salas del “Club de Teatro”.

A finales de la década del ’70, por iniciativa de Carlos Catalano comenzó a funcionar en la Universidad un elenco de Teatro Universitario En la Asamblea Universitaria de 1988 se resolvió por unanimidad la creación de la Escuela Superior de Teatro, convalidándose así una década de trabajo. Este fue el inicio de la etapa de institucionalización, seguida de un período de organización y consolidación a partir de su normalización en 1999.
Finalmente, en noviembre de 2002, en el marco de una Asamblea Universitaria Extraordinaria, se creó por unanimidad la Facultad de Arte, cuyo primer Decano fue Carlos Catalano..

Hoy numerosísimos elencos cubren con amplitud el espectro teatral tandilense, de larga tradición, como hemos podido apreciar en este muy apretado resumen.

BIBLIOGRAFÍA PRINCIPAL CONSULTADA:

Gargiulo, Juan Carlos: “El teatro de Tandil”, en El Eco de Tandil, Supl. 100º aniversario, 1982.

Iriondo, Liliana y Fuentes Teresita: “Tandil.(1887-1959)”, en “Historia del Teatro Argentino” de Osvaldo Pellettieri, Galerna, Bs. As, 2005.

Mengascini, Hugo: “El Salón de la Confraternidad Ferroviaria”. UNCPBA, Tandil, 2005.

Nario, Hugo: “Tandil Historia Abierta”, Tandil, 1996.

Pastor, Nancy: “Historia del Teatro Cervantes de Tandil desde su creación hasta su transformación en cine, 1887-1924”.UNCPBA, 1996.


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 3 votos  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes
27/11 | 10:24 LA TRÁGICA INUNDACIÓN EN EL TANDIL DE 1951
15/11 | 12:46 BREVES REFERENCIAS HISTÓRICAS DE LOS PRINCIPALES GREMIOS DEL TANDIL
16/11 | 13:19 BOTICAS Y FARMACIAS EN EL TANDIL
05/11 | 13:12 EL TEATRO EN TANDIL
03/11 | 10:09 INMIGRACIÓN EN EL TANDIL
27/11 | 21:57 EL MUSEO HISTÓRICO DEL TANDIL
27/11 | 18:25 LA MASONERÍA EN EL TANDIL


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS