Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Martes 23 de octubre de 2018
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Daniel Eduardo Pérez
Tandil - Argentina
Investigo y escribo sobre historia argentina, preferentemente historia regional.
He publicado 23 títulos y obtenido premios.
Como periodista escribo desde hace 20 años en TIEMPOS TANDILENSES
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Junio 2018
EL RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE TANDIL, DESCENDIENTE DE SAAVEDRA
Mostrar datos Febrero 2018
Mostrar datos Diciembre 2017
Mostrar datos Junio 2017
Mostrar datos Mayo 2017
Mostrar datos Junio 2015
Mostrar datos Mayo 2015
Mostrar datos Abril 2015
Mostrar datos Marzo 2015
Mostrar datos Febrero 2015
Mostrar datos Enero 2015
Mostrar datos Diciembre 2014
Mostrar datos Noviembre 2014
Mostrar datos Octubre 2014
Mostrar datos Septiembre 2014
Mostrar datos Agosto 2014
Mostrar datos Julio 2014
Mostrar datos Junio 2014
Mostrar datos Mayo 2014
Mostrar datos Abril 2014
Mostrar datos Marzo 2014
Mostrar datos Enero 2014
Mostrar datos Diciembre 2013
Mostrar datos Noviembre 2013
Mostrar datos Octubre 2013
Mostrar datos Septiembre 2013
Mostrar datos Agosto 2013
Mostrar datos Julio 2013
Mostrar datos Junio 2013
Mostrar datos Mayo 2013
Mostrar datos Abril 2013
Mostrar datos Marzo 2013
Mostrar datos Febrero 2013
Mostrar datos Enero 2013
Mostrar datos Diciembre 2012
Mostrar datos Noviembre 2012
Mostrar datos Octubre 2012
Mostrar datos Septiembre 2012
Mostrar datos Agosto 2012
Mostrar datos Julio 2012
Mostrar datos Junio 2012
Mostrar datos Mayo 2012
Mostrar datos Abril 2012
Mostrar datos Marzo 2012
Mostrar datos Enero 2012
Mostrar datos Diciembre 2011
Mostrar datos Noviembre 2011
Mostrar datos Octubre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Agosto 2011
Mostrar datos Julio 2011
Mostrar datos Junio 2011
Mostrar datos Mayo 2011
Mostrar datos Abril 2011
Mostrar datos Marzo 2011
Mostrar datos Febrero 2011
Mostrar datos Enero 2011
Mostrar datos Noviembre 2010
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Septiembre 2010
Mostrar datos Agosto 2010
Mostrar datos Julio 2010
Mostrar datos Junio 2010
Mostrar datos Mayo 2010
Mostrar datos Abril 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Escuchá Radio De Tango

Últimos comentarios de este Blog

25/06/15 | 23:01: maria eugenia costantino peyrel dice:
quisiera agradecer a daniel eduardo perez por escribir sobre mi bisabuelo sebastian heder peyrel pionero en la aviacion que cosntruyo y volo su propio avion y fue reconocido con honores en su muerte y me gustaria que vuelva a recordarlo el en el diario y que tenga presencia siempre graciassss maria eugenia
10/06/15 | 09:07: Carlos Miguel Molina dice:
Estimado Señor; soy investigador genealogico, descendiente de Ramon Lopez Osornio y amigo de Abel Echazú. Deseo comunicarme con usted a efectos de intercambiar informaciones sobre la familia. Espero su respuesta. Muy cordialmente
10/05/15 | 03:21: Alejandra dice:
estimado Daniel. Buscando en la nostalgia llamada google, fotos del viejo hotel Edén, (que no consigo) me hallé con su articulo. Uds no tiene fotos? Lo llevo en mi cuore porque cuando se inaugura el falucho 1º en el 78 nos mudamos con mi flia teniendo yo solo 13 años y el Edén aun reinaba en la esquina de Fugl y Bolivar y mientras se erigió yo lo recorria mucho en sus interiores como traviesa polizona, porque me maravillaba. Y mi padre me contaba anecdotas de sus estancias en tandil en epocas donde el hotel estaba vigente y él paraba ahí. lamenté horrores su demolición.
Vínculos
El portador El portador
Una historia sobre la búsqueda del amor verdadero

Taleb, aquel muchacho que salió de su casa para ir en busca de vivencias diferentes, compr... Ampliar

Comprar$ 18.00

Entrá a Radio La Quebrada

Historiando


El blog estará fundamentalmente destinado a dar a conocer nuevos aportes a la historia regional argentina


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

LAS FIESTAS DE FIN DE AÑO EN EL TANDIL DE ANTAÑO



 

 

 

 

LAS FIESTAS DE ANTAÑO

 

 

El tema de la celebración de las tradicionales fiestas de fin de año, a través del tiempo, siempre ha sido de interés, especialmente para las nuevas generaciones. Es por ello que nos pareció oportuno incluir algunos testimonios que recogimos en su momento de vecinas lúcidas y memoriosas.

 Fue así que en entrevistamos a Da. .Ana María Actis de Librelli ( ya fallecida), cuando tenía 92 años quien nos recibió con la afabilidad de siempre en su casa de la calle Yrigoyen, " construida por mi padre hace más de un siglo", nos acotaba. Allí cómodamente sentados hilvanamos recuerdos de las celebraciones de fin de año en el seno de una " gran familia que integrábamos junto a nuestros padres y sus doce hijos, tres de los cuales fueron sacerdotes".

Doña Ana - con la mirada puesta en el pasado- revivía momentos felices de su niñez y juventud, en el seno cálido y severo que las costumbres de la época imponían.

"Mis hermanos sacerdotes decidieron su vocación por propia decisión muy jóvenes y ello, sumado a la gran religiosidad de los padres, hacía que  se diferenciara muy bien entre la celebración de la Navidad y la de l año nuevo.  Esperábamos la llegada de la Nochebuena con mucha ansiedad y mucha alegría. Era la llegada del Niño Dios y había que recibirlo  muy bien puestos, es decir con las mejores ropas que teníamos", agregaba doña Ana.

La espera hacía que desde días antes se preparara el pesebre y también la decoración con flores y plantas, incluido el arbolito de Navidad, al que se le colocaba una decoración muy distinta a la de ahora, con velitas que se prendían llegada la ocasión máxima.

La Navidad, "era el día de la familia y luego de asistir rigurosamente a la tradicional misa de gallo, se regresaba a la casa donde se reunía la familia para degustar la comida especial preparada por  mamá, que generalmente era pasta a la italiana, de la herencia cultural recibida" nos informaba.

"La bebida se ponía a enfriar en el aljibe- la heladera " a hielo" llegó después" y  recordaba la " bolita", como la bebida que tomaban los chicos, que era como una soda dulce y que constituyó una de las pre-gaseosas. "Los mayores brindaban con vino de la época, tinto, clarete o blanco semillón. En casa el vino lo hacía papá con la uva chinche, la sidra y el champagne no era para nada común", rememora, agregando que " la granadina y la manzanilla, también era común para los niños y las mujeres".

Después de  la comida, se daba paso al pan dulce casero, que tenía frutas secas y se acompañaba con nueces, castañas y algunas confituras hechas para la ocasión, que los más pequeños degustaban con fruición.

"Si el tiempo acompañaba y era caluroso comíamos afuera-acotaba- pero si estaba fresco o llovía lo hacíamos adentro. La Navidad era íntima y la recibíamos y la celebrábamos con honda fe y alegría propia del significado que tenía para nuestros mayores y también para nosotros. Creo que hoy ese sentido profundo se ha perdido un poco y se confunde una fiesta con otra en la manera de celebrarla".

Traía a la memoria que para las fiestas, especialmente para Navidad, los comercios grandes de los cuales se era cliente, regalaban al mismo, canastas llenas de productos, costumbre que hoy se ha perdido en general, conservándose el espíritu de regalo y traduciéndose más a nivel familiar y de amistad.

Los almacenes importantes de la época, como El Globo, El Águila y El Bilbaíno, tenían un surtido extraordinario para las mesas familiares de las fiestas."Las bombas de estruendo, las campanas al viento y la sirena de Nueva Era, marcaban la llegada del nuevo año, al igual que lo hacían las locomotoras del ferrocarril" nos decía doña Ana.

"Los vecinos se saludaban entonces y se vivía un ambiente de familiaridad y buena vecindad que todavía hoy recuerdo con emoción. También para estas fiestas y desde que tengo memoria se escribían cartas de salutación y se mandaban y recibían tarjetas, que se compraban en las librerías de la época, siendo la de Grothe  y La Minerva las más famosas".

Doña Ana nos despidió, no sin antes recordarnos que " diga que la Navidad era más importante que el año nuevo y su celebración tenía una significación especial, que se disfrutaba profundamente en familia". Seguramente así fue, especialmente para esta histórica familia tandilense, que dio tres sacerdotes a la Iglesia: Francisco, Florentino y el inolvidable  don Luis J.

Otro testimonio que recogimos sobre el tema, fue el de Delia Bustos -en ese momento con 91 años- siempre llena de energía y con una rica trayectoria en Tandil, pese a ser nativa de Mar del Plata " del campo", nos precisa, nos trae a la memoria aspectos que en su infancia vivió en el ámbito rural en las fiestas de fin de año.

"Allí se vivía la Navidad con un sentido profundamente religioso, que nos imponía ser naturalmente humildes, pero a la vez alegres y respetuosos. Al año nuevo se lo esperaba diferente, con los deseos de dejar atrás todo lo malo que se iba con el viejo año y  con el deseo de mostrar todo lo bueno que había quedado para intentar que el año nuevo lo reprodujera.

"En el campo se adornaba un árbol natural, con frutos de la tierra, morrones, pequeños zapallos, tomates y también algunas velas que se encendían en el momento oportuno. Luego en la ciudad, los adornos eran otros pero muy diferentes a los que en las últimas décadas conocemos".

"Por aquellos tiempos se celebraba en familia la Navidad, con el tradicional pesebre y un altar donde se lo colocaba. El asado era la comida tradicional, aunque el primer dia del año era más común y allí se reunía a la peonada, en torno a la mesa.  "Cosas dulces" y frutas secas, avellanas, confites y nueces completaban con el pan dulce casero los ingredientes más comunes para la celebración.

Al asado con cuero se lo acompañaba con una ensalada de papas y de berro, la lechuga se incorporó después al igual que el tomate.

 "Los hombres solían beber el Cinzano primero y el acompañante obligado del asado era el vino de damajuana  o el de bota. El 1º se comenzaba con empanadas hechas en el horno de barro y a veces un pavo asado preparado especialmente para la fecha.

Los chicos y los más jovencitos, se iban a acostar inmediatamente de haber acomido , a la noche del 31 y al mediodía del 1º se quedaban jugando, mientras en la sobremesa el anís "8 Hermanos", el oporto y la hesperidina para las mujeres, alargaban la jornada."

"Sidra y champagne, no eran comunes en estas mesas humildes"- nos acota doña Delia. Ya en la ciudad estas bebidas, especialmente la sidra, se popularizaron, gaseosas o jugos no se conocían hasta la llegada de la Bilz y después de la Bidú Cola, que eran bebidas para los niños. La cerveza hizo su llegada con la Quilmes, pero no era como hoy una bebida frecuente entre la muchachada.

"En la Navidad las luces de bengala o estrellitas, los cohetes fósforo  y las cañitas voladoras, junto a los luego ingresados "rompeportones", eran la pirotecnia de entonces, por cierto muy diferente a todo el arsenal que hoy se usa.

"Los "chifles" de las locomotoras y las campanitas acompañaban los momentos cumbres de estas fechas, en las que también, ya en la ciudad, recibíamos tarjetas especiales o postales de saludos, que también nosotros enviábamos.

"Las bebidas que se tomaban eran refrescadas en el aljibe o directamente en los sótanos, si se tenían,  lo que era común. Más tarde el hielo traído especialmente entre afrecho para que no se derritiera se ponía en bordalesas y allí se colocaban las botellas y las damajuanas al igual que la primeras gaseosas. Luego la heladera con hielo y la de querosén fueron las anteriores a la eléctrica que hoy conocemos.

"Para estas fechas todos nos poníamos " paquetes", es decir con las mejores ropajes, especialmente en Navidad, donde cuando llegaban las doce, se cantaba el Aleluya., en tanto el primero de año se efectuaban visitas de cortesía para saludar amigos y vecinos y desearles un buen año,

"Cuando vine a Tandil, ya para el primero de año no se estilaba como en el campo carreras de sortijas, embolsados y otros juegos típicos del ambiente rural. Aquí la cosa era un poco diferente", nos agrega doña Delia.

"La Navidad de mi niñez y de mi juventud, se vivió siempre buscando rescatar la tradición familiar, sin ruidos, sin farándula, poniendo los mejores recuerdos sobre la mesa ,tal vez menos espontáneos y más recatados, pero más afectivos y solidarios"- nos dice finalmente Delia Bustos, con los ojos entrecerrados como quien revive aquellos inolvidables momentos de estas celebraciones.

 

LAS FIESTAS DE FIN DE AÑO A LO LARGO DEL SIGLO XX

 

La llegada de las tradicionales fiestas de fin de año, siempre tuvieron una significación especial en casi todo el mundo, pero no cabe duda que en esta oportunidad la tienen con un plus, ya que es el final de un siglo y de un milenio y, aunque sin tantas expectativas como las del fin del año  que significaba la entrada al 2000, éstas quedarán marcadas en muchos hogares del mundo como un verdadero hito.

Estas celebraciones hoy tan cargadas de festejos variados, tienen antiguo origen, emparentado con celebraciones paganas que desde los romanos se sincretizaron en algunos casos con el cristianismo. El 25 de diciembre se celebra la Navidad- abreviación de Natividad-el nacimiento de Jesús en Belén, que si bien no figura con fecha en los Evangelios, fue instituida en forma movible ya en el siglo II, por San Telésforo, aunque recién en 354 el obispo romano Liberio la instituyó, siendo el pontificado de Julio I,

el que la oficializó como fecha que recogía las antiguas tradiciones de los padres de la Iglesia, como San Epifanio, San Jerónimo, San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianceno, que influyeron en la iglesias orientales para unificar el día, ya que ellas celebraban el 6 de enero el nacimiento y bautismo de Jesús, que quedó como la Epifanía o manifestación de Dios a los hombres, conocida hoy como el día de Reyes.

En aquellos primeros siglos de nuestra era, las celebraciones eran modestas pero poco a poco fueron cobrando importancia no solo religiosa sino también social y servia para reunir en torno a la mesa de Nochebuena a toda la familia que recibía cada año la llegada de Jesús.

Con diferencias culturales propias de cada región, en el Viejo Mundo desde Navidad hasta Reyes constituía un momento que se dedicaba al recogimiento y a la alegría, donde la nieve cobraba un rol importante, por las bajas temperaturas reinantes en el invierno europeo, donde las comidas "fuertes" y las bebidas nobles eran de rigor, así como la luz que- siguiendo las antiguas tradiciones paganas- auyentaban los "malos espíritus".

Correspondió a San Francisco de Asís ser quien incorporó, en1223, el primer "pesebre", con las clásicas figuras de la Sagrada Familia y los animales en la gruta, hecho que se expandió a toda Europa y llegó a nuestro continente con los españoles. El hoy simbólico "árbol de Navidad" recién se extendió como aporte de los pueblos germanos y escandinavos en el siglo XIX, lo que dio forma a la costumbre de "armar" el árbol y el pesebre el 8 de diciembre - Día de la Inmaculada- y recién desarmarlos el 7 de enero.

Más recientemente, la costumbre estadounidense de Santa Claus en el trineo y los renos, incorporó figuras que provenían de Europa como Papá Noel o San Nicolás, que según la tradición llevaba regalos a los niños para esta fecha.

A la mesa regional, al árbol y al pesebre  y a la figura de Papá Noel, se agregaron luego la recuperación de antiguos villancicos y la composición de nuevos y el envío de tarjetas en la segunda mitad del siglo XIX.

Todas estas costumbres- con sus adecuaciones regionales- se practicaron en nuestro país, como herencia de la inmigración especialmente española e italiana, a la que Tandil por supuesto no fue ajena y que puso en el siglo XX matices que el mismo desarrollo tecnológico por un lado y la fiebre consumista por otro, hacen empalidecer el origen religioso de estas fiestas, más precisamente  la de Navidad.

En el siglo XX  podemos-arbitrariamente- marcar tres diferentes momentos de estas celebraciones y su forma de concretarlas en Tandil-que naturalmente no es una isla. Hasta la década del '30 primaban - por los testimonios recogidos y la documentación existente- tendencias fuertemente marcadas por la tradición del fin del siglo XIX, que ponía especial acento en los aspectos religiosos y recoletos pero alegres  simultáneamente con una austeridad manifiesta.

La crisis del '30 y su posterior superación trajo consigo una renovada esperanza y ya con un Tandil que había heredado del '20 un diseño importante, además de comenzar el progreso intenso en servicios esenciales, el aporte de costumbres "importadas" más recientemente para la época, llevaron a celebraciones de tono más popular (recordemos en la década del '50, el reparto en dependencias oficiales de sidra y pan dulce).

Ya en la década del '60 las fiestas, especialmente la de fin de año, se prolongaba en la juventud en "boliches" como Circulares donde se daba rienda suelta al baile, que hoy es común ya no sólo para esa fecha sino también para después del brindis de Nochebuena.

Los testimonios que recogimos , nos eximen de incorporar demasiados datos, pero sí podemos distinguir claramente que las nuevas generaciones consideran desde el 24 hasta el 1 como una semana festiva, donde la oferta ya no se reduce a la venida a menos tarjeta de salutación-fax, mail e Internet todo lo puede-y a los cada vez menos frecuentes almanaques de regalo-recordemos aquellos inigualables de Molina Campos , de Alpargatas- sino que una verdadera parafernalia de adornos lumínicos, florales, forestales,"moñisticos","noelísticos", etc, etc. donde el plástico reina, atrapan la atención de un potencial consumidor de "cosas", quedando reducidas las familiares y nostalgiosas recordaciones y celebraciones religiosas, tapadas masivamente por suculentas mesas- los que pueden y tienen un trabajo digno o más que digno-y  expresiones de alegría matizadas cada vez más frecuentemente por excesos de bebidas, donde la cerveza reina junto al - de alguna manera- popularizado champagne, al que antes sólo tenían acceso las clases altas.

La velita fue reemplazada por sonoras y resplandecientes luces multicolores en los arbolitos, ventanas, puertas etc. El fresco aljibe se transformó primero en hielo y luego en congelador y ahora freezer. El oporto y la hesperidina pasaron a mejor vida y la sidra ( El Gaitero, La Farruca, La Victoria, Real... tantas otras) sigue burbujeando ahora más acompañadas que antes por las del otrora aristocrático y ya citado champagne. Las abundancias de calorías de aquellas avellanas, nueces, almendras, confituras anacrónicas que heredamos, van cediendo, aunque el pan dulce y los budines (aquellos Canale, estos Terrabusi y Bagley) son como una obligación tenerlos para las mesas de estas fiestas, aunque a más de uno las frutas y otros ingredientes no les guste y sea más una comida para acompañar con mate o te que con cerveza o sidra. Las casas "naturistas" ofrecen todo diet y light, pelado, nacional o importado. Cada vez menos se usan aquellas maravillosas y artesanales herramientas para romper las cáscaras resistentes de aquellos frutos. No es necesario. Eso sí regalos, no importa si de "todo por dos pesos" o hecho con cariñoso esmero casero. Del cohete-fósforo que se raspaba se tiraba al suelo y hacía... pif o la cañita voladora que se colocaba en una botella que oficiaba de lanzador, pasamos a una batería de pirotecnia sofisticada y tan cara como estruendosa, que deja a más de un desprevenido con daños y tortura a nuestras mascotas. Las bombas de estruendo que la Municipalidad tiraba en la Plaza Independencia, el potente sonido de la sirena de Nueva Era y los "pitos" de las locomotoras son casi un recuerdo reemplazado de vez en cuando por fuegos artificiales, fugaces y vanidosos como inútiles. Burbujas y/o baile es el modo "liberador" predominante. El origen de todas estas celebraciones, aplastado por el inexorable y aburrido efecto globalizador, quedó barrido como por una topadora.

El siglo XXI, el tercer milenio, no será, por gracia de Dios, un poco más espiritual, más solidario y fraterno, menos materialista, individualista y caníbal?... Que así sea.

 Daniel Eduardo Pérez

 

 

 

 


Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Excelente Excelente - 1 voto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes
08/10 | 14:54 ROSAS EN EL TANDIL
13/10 | 21:46 EL TANDIL DE HACE MÁS DE SIGLO Y MEDIO
13/10 | 21:46 EL TANDIL DE HACE MÁS DE SIGLO Y MEDIO
14/10 | 13:02 LOS FAMOSOS QUESOS DEL TANDIL
16/10 | 11:52 EL TOPÓNIMO TANDIL
04/10 | 17:57 TIEMPOS DE GALERAS Y DILIGENCIAS
30/10 | 12:56 OTROS TIEMPOS...
02/10 | 20:10 LOS GARDEY


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2018- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS